Críticas al Decrecimiento

La teoría del decremiento es una corriente de pensamiento que está provocando infinidad de críticas. La mayoría de ellas giran en torno a una misma idea: la utopía.

 

Todos los movimientos económicos, sociales y políticos que no están de acuerdo con esta teoría, ponen de manifiesto la misma explicación. No es posible llevar a cabo las medidas que propone Latouche porque nadie está dispuesto a disminuir su nivel de vida y lo más importante, los dueños del poder y la economía tampoco están dispuestos a ceder ni un mínimo.

 

Éstos porponen medidas para contentar a todos los movimientos que reivindican los derechos a un desarrollo limpio y sostenible, pero en el fondo son conscientes de que estas medidas son insuficientes de cara a un futuro.

 

Entre las críticas más moderadas, reina una misma opinión, que el capitalismo y el crecimiento no sostenible es como autoinmolarse, pero que la teoría decrecentista tampoco es eficaz. El crecimiento quiere llevar la producción al infinito, y el decrecimiento, sólo puede hacerla tender hacia el cero. Las dos posiciones son absurdas. Además se dice que si el decrecimiento se concibiera dentro del marco del capitalismo, es seguro que afectaría a los sectores más necesarios a las clases populares: la educación, la salud y todos los servicios públicos.

 

Entre los críticos más conocidos en España se encuentra a Miquel Amorós, y su ya texto crítico del decrecentismo denominado Crecimiento y Decrecimiento.

 

contador de visitas